Rescate en equipo , Nivel 3 Irata

Planes de rescate.

 La necesidad de tener que realizar una evacuación rápida, de una persona que ha quedado suspendida del arnés de un sistema de protección contra caídas, se debe a dos causas principales.

– En primer lugar, para aplicarle de forma rápida y efectiva los primeros auxilios que pueda necesitar. Ya que esta persona ha caído desde altura y entre otros daños, ha podido sufrir golpes y cortes

– En segundo lugar, debido a las graves consecuencias que puede tener que una persona permanezca suspendida de un arnés en algunas circunstancias (principalmente inconsciente) entre 15 y 20 minutos por el fenómeno conocido como trauma de suspensión, intolerancia ortostática o síndrome del arnés.

 Por otra parte, la legislación y las normas EN también tratan este tema. Así, por ejemplo la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, en el artículo 20, habla de las situaciones de emergencia en sentido amplio, pero de manera perfectamente aplicable al trabajo en altura,

“El empresario, (…), deberá analizar las posibles situaciones de emergencia y adoptar las medidas necesarias en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores, designando para ello al personal encargado de poner en práctica estas medidas y comprobando periódicamente, en su caso, su correcto funcionamiento. El citado personal deberá poseer la formación necesaria, ser suficiente en número y disponer del material adecuado, en función de las circunstancias antes señaladas. Para la aplicación de las medidas adoptadas, el empresario deberá organizar las relaciones que sean necesarias con servicios externos a la empresa, en particular en materia de primeros auxilios, asistencia médica de urgencia, salvamento y lucha contra incendios, de forma que quede garantizada la rapidez y eficacia de las mismas”

La norma UNE-EN 363, Sistemas de protección individual contra caídas en altura, en su punto 4 indica “Cuando se combinan componentes en un sistema de protección individual contra caídas, se deben tener en cuenta los siguientes aspectos: (…) la necesidad de facilitar operaciones de salvamento seguras y eficaces (por ejemplo, para evitar el trauma debido a la suspensión”.

 La norma EN UNE-365 Equipo de protección individual contra las caídas de altura. Requisitos generales para las instrucciones de uso, mantenimiento, revisión periódica, reparación, marcado y embalaje, indica que en las instrucciones del EPI se debe reflejar la necesidad de tener un plan de rescate, así mismo otras normas obligan a que las instrucciones del sistema que las aplique incluya este aviso sobre la necesidad de tener en cuenta el rescate (por ejemplo, UNE-EN 361).

El RD 2177/2004, marco normativo para los trabajos verticales en España, nos indica que “El trabajo deberá planificarse y supervisarse correctamente, de manera que, en caso de emergencia, se pueda socorrer inmediatamente al trabajador”

Con estas normas queda clara la necesidad de tener los conocimientos necesarios para saber como proceder en caso de incidente de un compañero, más aún, estando trabajando suspendido de unas cuerdas .Estas normas son una obligación para el empresario y es su responsabilidad que se cumplan, por lo tanto debe haber una predisposición del empresario y por supuesto del empleado, a actualizarse sobre procedimientos de rescate en caso de accidente.

 Rescates.

 Si la preinstalación para el rescate no se considera factible, se pueden considerar dentro del plan de rescate, los rescates de intervención. Tales rescates a menudo se pueden simplificar si se tiene disponible un juego adicional de cuerdas y equipo. El equipo necesario se especificará en el plan de rescate y se preparará para minimizar el tiempo.

 Para probar plenamente las habilidades de los alumnos, la evaluación tiende a concentrarse en los rescates de intervención utilizando cuerdas e instalaciones existentes; sin embargo, los técnicos deben ser conscientes de que los sistemas planificados previamente, normalmente serían la primera opción. Se tendrá mucho cuidado de mantener en todos los rescates el sistema de seguridad en la posición correcta. También se tendrán en cuenta los detalles, para reducir al mínimo los enredos y los roces entre las cuerdas.

Sistemas de cargas.

 Cualquier sistema de carga, requiere alguna forma de bloquear la cuerda de izado que se está utilizando. Esto se puede lograr mediante el uso de poleas autoblocantes construidas específicamente, combinaciones de bloqueo de polea y cuerda, o con equipos descensores.

 El uso de una polea autoblocante es una forma sencilla y eficiente de configurar un sistema de izado de cargas, pero es difícil poder descender una carga una vez que se ha elevado.

El uso de un descensor como mecanismo de bloqueo, permite que el sistema de cargas obtenga un sistema de descenso rápido y fácil, sin embargo, crea más fricción y requiere más esfuerzo para transportar una carga.

 Cuando se utiliza un descensor como un dispositivo de desplazamiento de cargas, los fabricantes pueden requerir el uso de un mosquetón de frenado adicional para el control de las maniobras. Esto se puede lograr pasando el extremo saliente de la cuerda a través de un mosquetón por encima del descensor. Actualmente existen también dispositivos y mosquetones que incorporan elementos de fricción.

En todos los sistemas de cargas, los ángulos formados y la fricción harán que exista una gran diferencia en la eficiencia del sistema creado. Hay que tratar de mantener ángulos tan pequeños como posible y siempre utilizar poleas. Si simplemente colocamos la cuerda a través de un mosquetón, prácticamente perderemos toda la ventaja mecánica en el sistema.

 También debemos tratar de elegir poleas de gran diámetro o poleas de rescate, ya que son más eficientes que las poleas más pequeñas.

Todos los sistemas de cargas requieren un sistema de redundancia de seguridad adecuado para ser utilizado. Es decir, en los sistemas de cargas, debemos trabajar con dispositivos de seguridad, disipadores, etc… y siempre aplicando el principio de doble protección.

Todos los candidatos deberán demostrar el conocimiento de la utilización de los sistemas de transporte para el rescate. Los candidatos de Nivel 2 y Nivel 3 demostrarán el conocimiento sobre la instalación de sistemas de tracción y su funcionamiento para permitir la evacuación de un herido a una plataforma o superficie. Los ejercicios de transporte de carga pueden llevarse a cabo desde una plataforma(s) o en suspensión (en altura).

Cargas cruzadas

Mover a una víctima a través o alrededor de un obstáculo tridimensional, se puede conseguir utilizando un sistema de cargas cruzadas.

 Los candidatos de nivel 2 y nivel 3 deberán demostrar la capacidad de instalar un sistema de cargas cruzadas para mover a la víctima entre dos puntos.

 Durante estas maniobras, el técnico debe considerar su propia seguridad durante este rescate, y trabajar detrás de una barrera fija o barandilla, o considerar el uso de líneas de vida horizontales o elementos de amarre.

Es importante durante la realización de estas maniobras, comprobar en todo momento los ángulos creados y la seguridad de la víctima en los desplazamientos.

Sistema de rescate complejo (Team Rescue)

Este rescate consiste en trasladar a una víctima, suspendida en un conjunto de cuerdas de trabajo y seguridad bajo tensión, hasta un área segura.

A lo largo del rescate es importante mantener una comunicación constante entre los equipos de trabajo.

Los técnicos deben ser conscientes de las cargas creadas en el sistema y de los ángulos generados entre los dos sistemas de carga, manteniéndolos lo más pequeños posible.

El técnico nivel 3 deberá tener en cuenta:

 a) Gestión del equipo. Los técnicos de nivel 3 deberán hacer el uso más efectivo posible de los integrantes de su equipo, teniendo en cuenta el nivel de habilidad de cada miembro.

 b) Comunicación. Los alumnos deberán comunicar sus intenciones dentro del equipo para que cada miembro tenga claro su papel para el plan previsto. Se darán instrucciones claras a cada miembro del equipo durante cada etapa del rescate. También se tendrá en cuenta la comunicación con los servicios de emergencia y otro personal.

 c) Equipamiento. Los alumnos deberán seleccionar el equipo adecuado y suficiente para la tarea, teniendo en cuenta la competencia de los miembros individuales del equipo y la compatibilidad de los componentes.

d) Gestión de las víctimas. Los alumnos deberán demostrar las mejores prácticas en la gestión de las necesidades de las víctimas, incluyendo mantener a la víctima en posición vertical, proporcionando medidas de comodidad (por ejemplo, un asiento de trabajo o camilla) disminuyendo al máximo el tiempo en suspensión.

Los técnicos de nivel 3 deberán demostrar la planificación y montaje de un sistema de acceso mediante cuerdas complejo y, a continuación, llevar a cabo el ejercicio con el equipo disponible (personas). El sistema debe permitir la evacuación de un herido alrededor de obstáculos tridimensionales.

Un supervisor de nivel 3, debe ser capaz de planificar y administrar una tarea y hacer la previsión apropiada para el rescate, utilizando a todos los miembros del equipo.

Un supervisor de nivel 3, debe dar una charla explicativa y detallada de la maniobra que se va a realizar antes del comienzo del ejercicio, para asegurarse de que todos los miembros del equipo saben lo que tienen que hacer y cómo funciona el sistema de rescate.

 Además, un supervisor de nivel 3 debe dar instrucciones claras durante todo el ejercicio. Independientemente del nivel de entrenamiento o experiencia de cada técnico, debe saber qué pasos adoptar en cada maniobra.

Tirolinas

Las cuerdas pueden tensarse entre dos sets de anclajes para facilitar el movimiento horizontal o diagonal, incluso para el acceso o como parte de las preinstalaciones para rescates.

Por ejemplo, se pueden utilizar tirolinas horizontales para atravesar una estructura o diagonales para redirigir el camino de descenso.

Como norma general, las tirolinas se instalarán fijadas en un extremo de las cuerdas a los anclajes, y en el otro extremo a través de un descensor o un dispositivo que nos pueda permitir tensar las cuerdas y liberarlas cuando sea necesario.

 Tensaremos las cuerdas con un sistema de polipastos de 3:1, mediante una persona tirando a mano. Es importante no sobretensionar el sistema, el ángulo formado una vez cargadas, no debe exceder de 120º.

 Al instalar tirolinas horizontales, los técnicos de acceso a cuerdas deben prestar mucha atención a los ángulos de la instalación, a las fuerzas creadas en los anclajes y a las SWL del equipo utilizado.

 Siempre que trabajemos por las tirolinas, debemos mantener 2 puntos de contacto con ellas. Además, para compartir la carga por igual en el sistema, debemos conectarnos a ambas cuerdas. Esto se logra mediante el uso de una cow´s tail larga y una corta.

 Hay que tener en cuenta que ninguna norma cubre la utilización en tirolina, por lo tanto no aparece en las fichas técnicas de los aparatos. Una tirolina, es una instalación diferente de una línea de seguridad cubierta por la norma UNE 795 C.

 Los candidatos de nivel 3 tendrán que demostrar su conocimiento en el uso de tirolinas para fines de salvamento.

A continuacion os dejamos un video de tres ejemplos de recate en equipo. Podéis ver tres maneras diferentes de hacer el mismo rescate. La simulación es la siguiente.

Un operario a caído encima de una cubierta no transitable, puede ser de cristal, de fibrocemento, muy deteriorada, etc. Solo se puede acceder desde arriba, desde dos estructuras mas altas, una enfrente de otra.

1ª Maniobra, Aparejo Noruego «Norwegian reeve»

En esta maniobra participa 1 L3 en la cabecera principal y un rescatador L1 montando la cabecera secundaria y accediendo a por al accidentado.

2ª Maniobra, Maniobra en cargas cruzadas.

Aquí, el rescatador accede con escalada artificial, monta un desvío con poleas, le descienden desde la primera cabecera hasta la victima y desde la segunda cabecera son elevados, rescatador y victima. En esta participa un L3 supervisando y en la cabecera principal, un técnico L1 rescatador y otro L1 en la segunda cabecera asistido con el L3.

3ª Maniobra, Lineas tensionadas diagonales.

En este ejercicio accedemos con un sistema de tirolinas en diagonal, descenciendo al rescatador a por la victima y la elevammos a la plataforma, L1 de rescatador, Jefe de equipo y L3 en la cabecera principal.

En estos ejercicios probamos la tensión máxima en Kilonewtons soportada en cada sistema en el punto donde mas carga recibe.

ATENCIÓN Estas actividades que implican la utilización de estos equipos son por naturaleza peligrosas. Están supervisadas por un técnico L3 Irata con experiencia y formación, familiarizado con estos equipos , conociendo sus prestaciones y limitaciones. Si usted no tiene experiencia, formación o un supervisor responsable, practicar estas maniobras pueden resultar muy peligrosas, pudiendo causar lesiones graves o incluso la muerte.

Referencias.

INTERNATIONAL CODE OF PRACTICE (ICOP). Código de practicas Irata.

TRAINING, ASSESSMENT AND CERTIFICATION SCHEME (TACS). Programa de formación, evaluación y certificación. Irata

MANUAL DE FORMACIÓN . Bernia Formación Vertical.

El RD 2177/2004. Disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo, en materia de trabajos temporales en altura.

Fotografías.

Equipo de rescate de competición RESCUIND, en el RESCUE GREAT DAY 2021, SEVILLA.

Gracias por leernos.

Saludos.

Basi Galvez.

Consulta Aquí la Próxima Fecha de la Formación IRATA International.

Reserva tu plaza para el próximo curso Irata de trabajos verticales, realizado por Bernia Verticales en las instalaciones de IVSAS en Valencia. SON LIMITADAS!